FISIOTERAPIA  MOTORA PEDIÁTRICA

El fisioterapeuta pediátrico se ocupa del tratamiento de cualquier afectación padecida durante la infancia que pueda ser susceptible de alterar el desarrollo motor (ya sea retrasándolo o condicionando su calidad) y, en consecuencia, de limitar el potencial del niño para ser independiente en el futuro.

 

El objetivo principal es ayudar al niño a alcanzar su máximo potencial de independencia y mejorar su calidad de vida.

 

El niño y su familia son el motor del tratamiento y, por ello, debe trabajar de forma conjunta con ellos, proporcionando apoyo y compartiendo objetivos que ayuden en el día a día tanto en casa como en el colegio y el entorno del niño. Es importante que haya un trabajo interdisciplinar y coordinado entre los diferentes profesionales involucrados en el tratamiento del niño.

 

 

 

 

  

¿Qué casos pueden ser atendidos por un fisioterapeuta pediátrico?

  • Prevención y retraso motor sin patología asociada.
  • Anomalías transitorias.
  • Alteraciones posturales.
  • Prematuros.
  • Parálisis cerebral
  • Patologías neurológicas.
  • Enfermedades neuromusculares.
  • Síndromes que cursan con patología motora.
  • Patologías músculo-esquelética (Plagiocefalias, escoliosis, tortícolis, luxación congénita de cadera, etc)
  • Patologías del aparato respiratorio: bronquiolitis, asma…
  • Cólicos del lactante.
Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
© centro de podología y terapias podomas sl