FISIOTERAPIA RESPIRATORIA

La Fisioterapia respiratoria es una especialidad de la fisioterapia dedicada a la prevención, tratamiento y estabilización de las disfunciones o alteraciones respiratorias. El objetivo general es mejorar la ventilación pulmonar, el intercambio de gases, la función de los músculos respiratorios, la disnea, la tolerancia al ejercicio y la calidad de vida.

 

 

Está constituida por una serie de técnicas y procedimientos de valoración y por técnicas de intervención terapéutica de desobstrucción de las vías aéreas, reeducación respiratoria y de re-adaptación al esfuerzo.

 

La fisioterapia respiratoria en el niño

 

Debido a la inmadurez pulmonar y las diferencias anatómicas que existen con el adulto, el niño presenta mayor riesgo de padecer problemas y alteraciones respiratorias, sobre todo en niños menores de 2 años.

 

Las infecciones respiratorias recidivas durante estos dos primeros años de edad donde se desarrolla con gran importancia el aparato respiratorio, pueden ser desencadenantes de desarrollar asma en la edad infantil y llegar a provocar ciertas afectaciones en la edad adulta.

 

Dentro de las funciones del fisioterapeuta tenemos el ayudar a la expectoración del mucus, limpiar las vías aéreas superiores, mejorar la ventilación pulmonar, reeducar al paciente, mejorar la resistencia al esfuerzo, así como el aprendizaje a las familias en cuanto a medidas de prevención y aplicación de aerosoles y lavados nasales.

 

Patologías en las que está indicada la Fisioterapia:

 

La fisioterapia ayuda en todas aquellas patologías que cursen con hipersecreción, alteración de la ventilación, fatiga ante una actividad física o alteraciones en la deglución o la tos.

 

  • Bronquiolitis.
  • Asma bronquial.
  • Neumonías.
  • Bronquiectasias.
  • Fibrosis quística.
  • Enfermedades neuromusculares como la distrofia neuromuscular de Duchenne, Atrofia muscular espinal, ELA entre otras.
  • Parálisis cerebral.
  • EPOC.
  • Disfagia.
  • Otras.

 

El fisioterapeuta debe ser capaz de valorar y tratar correctamente de manera individualizada las necesidades de cada niño y saber derivar a un médico u hospital si el estado del paciente lo requiere.

 

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
© centro de podología y terapias podomas sl